miércoles, 9 de marzo de 2011

PREVÉN LAS FARP QUE LA DECEPCIÓN AL GOBIERNO DE GABINO CUÉ, GENERE UNA EXPLOSIVIDAD EN OAXACA

Oaxaca, México (Punto y Aparte).- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo ( FARP), prevén que la decepción al gobierno de transición o cambio, es decir el gobierno de Gabino Cué en Oaxaca, México, genere una explosividad social entre quienes dieron su voto de confianza para que ganará la alianza PAN-PRD-PC-PT, al poner en tela de duda las acciones que se están llevando a cabo, en un marco de previa represión y linchamiento por parte de diarios al servicio del gobierno del estado contra la sección XXII del SNTE.
 
Hábilmente las FARP en su comunicado fechado el siete de marzo de este año, no señalan destinatario, sin embargo sobra decirlo, que se refieren a la difusión que han hecho un diario, donde exclusivamente se han prestado a difamar, poner en tele de duda e incluso crear un ambiente de linchamiento popular en contra del magisterio de la sección XXII, al filtrar el mismo gobierno de Gabino Cué, suponemos que a través de la coordinación de comunicación social, información que parecieran tarjetas informativas policiacas, en donde se hostiga y señala a integrantes de la dirigencia de la sección XXII, incluso la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, por presuntos cobros excesivos ilegales. La pregunta sería, ¿hasta donde es verdad lo anterior?

Las FARP que han tenido un seguimiento oportuno de lo que acontece en la sección XXII del SNTE en Oaxaca, por tal razón advierten a líderes y maestros involucrados, que nadie tiene el derecho de llevarse “entre las patas, todo un proceso histórico, con sus aciertos, pero también con sus errores”. Las FARP saben que hay líderes corruptos, de aquellos que vendieron el movimiento en el 2006, otros más, que señalaron y entregaron a luchadores sociales, sin embargo el hecho que la Sección XXII sea en la actualidad un símbolo de la lucha social a nivel nacional, no le otorga fuero a los líderes para cometer delitos, pactando con la represión y haciéndole el juego al sistema político mexicano, incluso entrando en la corrupción queriendo demostrar una sana distancia.

Es cierto como dicen las FARP que el hartazgo de la sociedad oaxaqueña, del proletario combativo y consciente, podría llevar a consecuencias explosivas en Oaxaca, no están alejados de esa posibilidad, máxime si remontamos nuestra memoria a la zona de la sierra sur, donde en breve se anunciará una gran inversión donde participaran empresas trasnacionales y algunas mexicanas de la talla de altos hornos, ¿acaso será eso la gota que derrame el vaso? La ausencia de compromiso social en Gabino Cué, ¿originará otro 2006, incluso de mayores repercusiones?

Oaxaca necesita un solo pretexto. El 15 de febrero hubo esa posibilidad, se dio en el marco de la represión que la Policía Federal Preventiva, llevó a cabo en contra de maestros y miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, se generó un enfrentamiento que no fue más allá, debido a la falta de organización, falta de piedras, bazukas , tiradores charpers y la suma de personas, solo eran aproximadamente 200 luchadores, si el enfrentamiento hubiera estado planeado como infantilmente hay quienes lo han dicho, si hubiera sido una acción de provocadores, las consecuencias hubieran sido otras.

Las FARP omiten por error o voluntariamente, que Gabino Cué obedece a los mandatos de la clase empresarial que desde el Partido Acción Nacional impulsa inversiones en Zaniza, Amoltepec, entre otras comunidades. Ya citó las FARP en comunicados anteriores ese detalle, pero se olvida en el último comunicado de reiterarlo, ¿o es que acaso, con el bombardeo publicitario de corrupción que el magisterio recibe, el gobierno de Gabino Cué, trata de inutilizar sus movimientos, tratando de restarles a los profesores credibilidad y autoridad moral?, debido a que este movimiento sería el único que podría hacer frente al emporio y a las grandes inversiones que desde el extranjero se han comenzado a mover hacía Oaxaca, México.
 
Es lo que siempre han hecho históricamente gobiernos fascistas y represores. Cuando surge un movimiento sobre todo de izquierda, de inmediato ponen a funcionar su maquinaría editorial, en Oaxaca lo han comenzado ha hacer, lo inaudito es que, hay sedicentes izquierdistas que se prestan para que la derecha avasalle a movimientos sociales. Se alquilan al quehacer de desprestigio por serviles o cómplices, lo cierto es que históricamente han sido marcados.

El grupo armado de las FARP, sigue sosteniendo la posibilidad de un cambio, parece que mentira que teniendo todo un mar de información el grupo armado, aún se presten a hablar de cambio político en Oaxaca, cuando en la marcha del 8 de marzo, diferentes delegaciones del magisterio acusaron la falsedad de Gabino Cué, la falta de cambio y el papel represor de este gobierno.
 
Infantilmente los revolucionarios, tratan de influir entre el magisterio y el pueblo, como mensajeros del new ege , cuando de sobra saben, que el cambio es falso, porque en Oaxaca gobierna un grupo que como el diodorista, solo muto desprendiéndose de la piel y manteniendo la misma perversidad enquistada de esos años (1996-97) cuando sufrió la entidad la represión. Prueba de ello es la región Loxicha, las decenas de indígenas acusados falsamente de pertenecer al Ejército Popular Revolucionario ( EPR). Lo inaudito es que llamen insistentemente a creer en el cambio que no ha llegado, cuando el gobierno de Oaxaca es aliado de Felipe Calderón.
 
N o se equivocan las FARP cuando dicen que la represión, las acciones mediáticas en contra de líderes a quienes señalan de corruptos, tiene un plan pre concebido. No olvidemos que Diódoro Carrasco reprimió para llegar a la Secretaría de Gobernación, quien se opone a creer que una nueva represión no este siendo preparada para justificar escalar más alto, máxime cuando se habla que de Oaxaca surgirá la nueva revolución en México.

El acomodamiento de las empresas, la entrega del petróleo a inversionistas extranjeros, la avaricia de familias del poder y rancias fortunas que se nutren de partidos políticos como Acción Nacional con el contubernio del Partido de la Revolución Democrática, podría llevar a serias consecuencias políticas a gobiernos que como el de Oaxaca, ganó una alianza de partidos políticos disímbolos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada