miércoles, 9 de marzo de 2011

GDF protegerá a integrantes de la familia Reyes Salazar

El procurador Miguel Ángel Mancera, encargado de realizar el anuncio, dijo que las autoridades se harán cargo de la manutención y atención médica de los interesados durante el “tiempo necesario”.

El Gobierno del Distrito Federal brindará protección a más de una decena de miembros de la familia Reyes Salazar, amenazados por grupos del crimen organizado en Chihuahua.

El procurador general de Justicia capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, hizo el anuncio e informó que la petición la hicieron los interesados a través de una carta que entregaron el pasado 4 de marzo en la oficina del jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard.

En ella señalan que desde el año pasado seis familiares fueron asesinados y desde entonces han recibido supuestas amenazas por encabezar movimientos sociales y protestar contra los abusos de militares y policías federales en el Valle de Juárez.

“Comentan los integrantes de la familia Reyes Salazar que son luchadores sociales, activistas de derechos humanos y que llegaron a la Ciudad de México solicitando apoyo”, dijo el procurador.

La Policía de Investigación, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública del DF, resguardará a por lo menos una decena de integrantes de la familia.

Hombres, mujeres y menores de edad de esta familia salieron de Ciudad Juárez el sábado pasado con el apoyo de la Policía Federal y la Procuraduría General de Justicia estatal hasta su llegada al DF.

“Solicitaron apoyo y protección durante el tiempo necesario para gestionar la reubicación de la familia. Desde ese momento el jefe de Gobierno ordenó a las diferentes instancias atender la petición, basados en el Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México”, informó el procurador.

La familia Reyes Salazar nombró a Maricela Reyes interlocutora con el gobierno capitalino. La mujer es hermana de Elías, Malena y Josefina Reyes, ejecutados por grupos del crimen organizado en 2010 y 2011.

Mancera advirtió que también se harán cargo de la manutención y atención médica que requiera la familia, la cual vive con estrés, temor y duelo por la pérdida de sus integrantes.

“Se les da apoyo victimal en las áreas psicológica, médica y asistencial, a través de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas. De la primera valoración médica efectuada se sabe que los integrantes de la familia Reyes Salazar presentan rinofarigitis probablemente viral, hipertensión arterial sistémica, diabetes mellitus tipo dos, controlada, y faringoamigdalitis.

“Varios presentan un diagnóstico elevado de estrés y temor, duelo por pérdida y una afectación por la recuperación familiar”, detalló el funcionario. El Ministerio Público inició una averiguación previa por el delito de amenazas.

“(El apoyo que solicitaron) consta de resguardo, manutención y todo lo que indica la protección de derechos humanos. Concretamente, hay que estar al pendiente de su salud, de su manutención, de su seguridad y, obviamente, serán estrictamente personales los trámites que ellos realicen”, agregó Mancera.

Cuestionado sobre la presunta relación de Miguel Ángel Reyes, El Sapo, con la organización delictiva Escajeda, relacionada con ejecuciones en Ciudad Juárez, el procurador capitalino insistió en que no han recibido información.

Manifestó que desconoce de dónde provienen las amenaza y por qué la familia eligió el Distrito Federal para resguardarse.

“Refieren haber recibido amenazas vía mensajes de texto y alguna llamada telefónica, lo cierto es que nos ocupa estar pendientes de su seguridad y de las medidas para procurar la misma.

“Nosotros sólo estamos en el tenor de que han pedido protección, de que son activistas y defensores de los derechos humanos y en ese tenor vamos, por la protección. No hemos tenido ninguna noticia o informe de las autoridades que han participado en contactos previos con ellos”, sostuvo Mancera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada