jueves, 8 de noviembre de 2012

¿POR QUÉ FRACASAN LAS COMISIONES DE LA VERDAD EN MÉXICO?


Oaxaca • En México han fracasado los intentos de comisiones de la verdad, tanto para aclarar los hechos ocurridos tras el movimiento del 68, como para atender los casos de Guerrero y Oaxaca, porque persiste la impunidad hacia los verdaderos responsables de crímenes de lesa humanidad, reconoció el presidente de la comisión de la verdad de Guerrero, Enrique González Ruiz.
El también integrante de la Comisión de Mediación de los desaparecidos del Ejército Popular Revolucionario (EPR) dio a conocer también que diferentes organizaciones civiles, sindicatos y activistas de derechos humanos buscarán empujar un proyecto de comisión de la verdad nacional ante la legislatura federal para aclarar lo ocurrido detrás de la guerra contra el crimen organizado.
González Ruiz fue invitado a enriquecer el proyecto de comisión de la verdad que presentará el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, para aclarar lo ocurrido tras el movimiento popular y social gestado en contra del exgobernador Ulises Ruiz en el año del 2006.
De entrada, dijo, solo se busca esclarecer los hechos, conocer la verdad histórica multidimensional y valer la ley universal, con mayúsculas sin distingos ni venganzas. En su opinión las comisiones de la verdad debe ser un instrumento en poder de los ciudadanos, alejado del gobierno.
En el caso de la comisión de la verdad establecida en Guerrero, afirmó que primero deberá haber una justicia para sancionar a los caciques que cometieron delitos, entre ellos el ex gobernador Rubén Figueroa.
González Ruiz afirmó que la lucha gestada por el magisterio, la sección 22 del SNTE y la desaparecida Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), fue un movimiento que estuvo a punto de extenderse como una insurrección o comuna.
“Lo ocurrido en Oaxaca es parte ya de la historia de México, fue una movimiento sumamente interesante, valioso que nos deja muchas experiencias, porque se trató de un experimento político de primer orden que debe de ser estudiado, aclarado, investigado para analizar sus consecuencias de fondo.”
Incluso se refirió al tema nacional, con respecto a la polarización electoral que dejo la insatisfacción para el resultado de la elección presidencial en julio pasado; pueden dar pauta a que se geste un movimiento de las mismas características pero a nivel república, si el nuevo régimen presidencial gobierna con los vicios que causaron que perdiera el poder en el año 2000.
Afirmó que en México están dadas las condiciones para una insurrección social, porque prevalece un modelo económico de exclusiones donde por un lado hay pocos ricos y muchos pobres, además de que sobrevive un sistema político que no permite que fluya la democracia, a la par de un modelo educativo retrasado.
“Lo que ocurrió en Oaxaca en el 2006 fue un micro cosmos del macro cosmos que es México, que no está alejado de la realidad por la alta polarización social y la violencia exacerbada”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada