sábado, 20 de noviembre de 2010

EPR identifica a insurgentes al servicio de Ulises Ruiz

Pedro Matías
OAXACA, Oax., 16 noviembre (apro).- El Ejército Popular Revolucionario (EPR) acusó al Estado mexicano, y, de manera particular, al gobernador Ulises Ruiz Ortiz, de tener bajo su mando a un grupo de “sicarios” de alta escuela, especializados en labores de contrainsurgencia.

En un comunicado, el grupo insurgente afirma que los recientes asesinatos cometidos en Oaxaca, entre ellos el del dirigente del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), Heriberto Pazos Ortiz, revelan que “la ejecución la realizaron expertos en la materia, en especial de la escuela contrainsurgente colombiana e israelita”.

Además, sostiene que “el plan Mérida no es otra cosa que el plan Colombia, cuyo objetivo es acabar con los que ellos creen que representen un peligro para el Estado y utilizan la supuesta lucha contra el narcotráfico para realizar sus labores de contrainsurgencia (…)”.

Con el pretexto de la búsqueda de guerrilleros, los gobiernos federal y estatal, dice, “torturan, asesinan e involucran con la guerrilla a luchadores sociales que luchan de manera pacífica y dentro de los marcos legales del mismo Estado”.

Y agrega: “Lo que el Estado colombiano ha hecho en 20 años, el Estado mexicano lo está haciendo en la mitad del sexenio; el súper Bunker secreto que tanto presume (Felipe) Calderón es parte del Plan Mérida”.

Sobre el caso de Oaxaca, el grupo insurgente afirma que “los motociclistas que están o se estacionan en el patio de la Procuraduría (General de Justicia del estado), con aspecto de jóvenes inocentes, vestidos de civil, son nada menos que los sicarios de Ulises Ruiz Ortiz dirigidos por personas, como Jorge Franco, Pedro Hernández, Juan Manuel Vera Salinas y Manuel Moreno Rivas, coordinados y protegidos por el psicópata, general Alfredo Oropeza Garnica”.

Además, refieren que los sicarios se han especializado para realizar ejecuciones extrajudiciales “como la de Beto Pazos y la desaparición forzada de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez”.

El grupo armado sostiene, asimismo, en que la procuradora de Justicia del estado, María de la Luz Candelaria Chiñas, “está bien informada de la actividad de dichos sujetos”, pero aclara que ha actuado “con negligencia, por lo que es cómplice de dicho asesinato, de lo contrario los responsables ya estarían presos”.

Según el EPR, existen muchas cuentas pendientes con el pueblo oaxaqueño que la próxima administración debe de resolver, porque de Ulises Ruiz el pueblo “ya sólo espera que sea juzgado por todos los delitos cometidos, muchos de ellos de lesa humanidad, así esté bajo el manto protector de los pederastas y de criminales de años anteriores que continúan dirigiendo al PRI en complicidad con el gobierno federal y el PAN”.

En el mismo texto, el grupo armado envía un mensaje al gobernador electo de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, para que cumpla sus promesas con el pueblo y demuestre que en esta ocasión los oaxaqueños no se equivocaron en elegirlo.

Y agrega que aunque saben que en la nueva administración “habrá muchos fantoches y oportunistas, uno que otro camaleón que en su momento desenmascararemos” también habrá muchos con una actitud honesta y con una trayectoria honorable, “a ellos apelamos para que todas las injusticias no queden impunes, de lo contrario el nuevo gobierno sería una farsa más, otra componenda, una tranza entre los mismos de siempre y un engaño para el pueblo oaxaqueño y todos aquellos que están dándoles el beneficio de la duda”.

http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/85433
 
http://www.proceso.com.mx/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada