jueves, 27 de septiembre de 2012

EL CIRCO ELECTORAL DE LOS PARTIDOS BURGUESES

¿CUAL DIFERENCIA?
Desgastado y desdibujado el PAN, después de dos sexenios al frente del gobierno federal, el PRI regresa por la Presidencia de la Republica el próximo 1 de diciembre. Según datos oficiales sobre la pasada elección, el priista, Enrique Peña Nieto venció a su más cercano contrincante, Andrés Manuel López Obrador, por poco mas de 6 puntos.

Los llamados de AMLO por invalidar la elección presidencial se centro en que el PRI se excedió en los gastos de campaña y en la compra de votos. Se argumento en que el electorado voto por el PRI mediante distribución de despensas, camisetas u otros artículos.

Es menester mencionar que es así, de esa manera cómo funciona la democracia burguesa, toda la faramalla de los órganos electorales y de los partidos políticos actúan en función a los intereses del juego democrático burgués. Por eso cabe insistir que todo esto es una farsa y que al ciudadano a quienes les dan a escoger una opción de quien va a dirigir la maquinaria de represión y el mismo escoge su propio verdugo, toda esa maquinaria será utilizada en contra de las masas oprimidas.

El repunte del PRI se debe a varios factores, entre ellos al rechazo al PAN, principalmente debido a la desesperada situación económica y a la brutal “guerra contra el narco”. Además de un excesivo gasto en publicidad, propaganda y recursos económicos gastados en una estrategia para acaparar sufragios. Los gobernadores priistas cerraron filas alrededor de Peña Nieto. Asimismo sumo voluntades como la de Vicente Fox que apoyo con sus declaraciones o de la seudoizquierdista Rosario Robles que se adhirió a la campaña priista.

Pero en la historia de México la democracia siempre han estado plagadas de irregularidades, violencia y fraudes, aunado a excesivos gastos en campañas de algunos de los partidos.

Quizás AMLO no le dejaron o no quiso ver otro camino dentro de la legalidad, separarse del PRD, que por cierto felizmente los perredistas ya reconocieron a Peña Nieto como Presidente de la Republica.

El partido que aspira AMLO por medio de MORENA, no es más que uno más dentro del espectro político del país, no hay diferencias profundamente ideológicas, se basan dentro de las reglas del sistema capitalista de explotación. Ni el PAN, ni el PRI, el PRD o cualquier otro partido político con registro legal buscan combatir realmente todos los males que son consecuencia de la explotación capitalista: el hambre, la represión, el desempleo, la miseria en el campo, la apropiación comercial de las transnacionales, la injusticia social, la explotación y saqueo de las riquezas naturales, la falta de oportunidades para la gran mayoría de los mexicanos, etc.

Los burgueses manejan el término de transición o alternancia política, pero esta transición solo se refiere a cambios simples que no alteren la estructura socio política ideológica, los intereses del sistema burgués están a salvo.

Las pasadas elecciones estuvieron dentro de un contexto de una crisis económica mundial que ha golpeado con saña a la población y ha sido un factor clave en el declive de la popularidad del PAN. En América, solo México y Honduras tienen tasas de pobreza que se incrementaron de 2009 a 2010, oficialmente el gobierno a través de CONEVAL acepta la existencia de 52 millones de mexicanos que viven en la pobreza y casi la mitad de ellos no tienen siquiera suficiente para comer.

Es importante entender cuál es el verdadero concepto de la democracia popular que debemos aspirar, cuales son los intereses de la clase trabajadora y de la clase burguesa, intereses opuestos. A partir de ahí, podemos definir que la burguesía tiene a sus partidos políticos, esas instituciones legales que juegan con sus reglas y que cuidan los intereses de los grupos partidistas, por ende la burguesía. Y que la clase trabajadora debe tener su partido político, el partido obrero, en donde se organice y se politice, con objetivos trazados a corto, mediano y largo plazo, aspirando a la toma del poder y la transformación de la sociedad.

Aristeo Menéndez Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada