viernes, 26 de julio de 2013

EJIDATARIOS MANTIENEN BLOQUEO A LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE CALAKMUL

Piden seguir ofreciendo transporte turístico y cobrar por acceso
Foto
Pobladores del ejido Conhuás obstruyen el camino de acceso a la zona arqueológica de Calakmul, Campeche, en protesta por la detención de cuatro de sus compañerosFoto Lorenzo Chim
Lorenzo Chim
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 26 de julio de 2013, p. 33
Calakmul, Camp., 25 de julio.
Pobladores del ejido Conhuás bloquearon por quinto día consecutivo el acceso a la zona arqueológica y reserva de la biosfera de Calakmul, en protesta por la detención arbitraria de cuatro de sus compañeros y la retención de una combi con la cual ofrecen transporte a turistas. Al cierre de esta edición dialogaban con representantes de la Secretaría de Gobierno en el municipio de Escárcega.
El comisario ejidal, Luciano Barrientos González, advirtió que no permitirán el paso hasta que el gobierno estatal les dé garantías para prestar servicios a los turistas por medio de la Sociedad Transportadora y Operadora Maya, de propiedad ejidal, que cuenta con cinco vehículos y se dedica a esta labor desde 1998.
También exigen que les permitan cobrar una cuota de 28 pesos por persona y de 56 pesos por cada vehículo que circule por el camino de acceso a la zona arqueológica, pues la vía pasa por sus tierras ejidales. Conhuás está a 60 kilómetros de la zona arqueológica.
El domingo pasado, a las 8 horas, dos hombres y dos mujeres que operaban la pluma de acceso al camino que conduce a Calakmul y cobraban las cuotas fueron retenidos por personas que no se identificaron ni mostraron documento alguno; los esposaron, les vendaron los ojos y se los llevaron, junto con una combi de la sociedad transportista. En respuesta, la comunidad cerró ese tramo.
Dos días después se enteraron de que los secuestrados se encontraban en la agencia del Ministerio Público de Escárcega, pero como no había órdenes de aprehensión ni denuncia penal en su contra, los liberaron. Sin embargo, el vehículo permanece bajo resguardo.
Barrientos González acusó al gobierno del estado de actuar arbitrariamente al concesionar el transporte en Calakmul a un empresario ajeno a la comunidad, pese a que el ejido ofrece el servicio en sus unidades legalizadas desde hace 15 años.
Esto da ingresos al ejido, pues la situación del campo es crítica. No es posible que se impida a los habitantes de Conhuás diversificar sus ingresos, sostuvo Luciano Barrientos.
Los pobladores acusaron al edil priísta Baltazar González Zapata de engañarlos, pues les prometió que las cuotas de acceso serían para el ejido Conhuás. Sin embargo, señalaron, no ha dejado de hostigarlos y desde diciembre la policía los ha agredido tres veces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada