sábado, 16 de abril de 2011

Culpa el FPR al alcalde de Orizaba por desaparición de uno de sus militantes de nombre Gabriel Gomez Caña

La policía municipal reprimió con violencia a los manifestantes y Gómez Cañas fue uno de los 13 activistas que fueron golpeados y detenidos por varias horas, acusados por el alcalde de intentar incendiar el palacio municipal ¦ Fotojarocha
Vendedores ambulantes adheridos al Frente Popular Revolucionario de Orizaba (FPR) denunciaron la desaparición de uno de sus dirigentes, Gabriel Gómez Cañas, desde el pasado 25 de marzo y responsabilizaron al alcalde priísta de ese municipio, Hugo Chahín Maluly del hecho, toda vez que el enfrentamiento entre comerciantes y municipio se había recrudecido, por lo que exigieron una investigación profunda.

En una manifestación que realizaron en la plaza Lerdo, cuya consigna principal fue “vivo se lo llevaron y vivo lo queremos”, Maximino Antonio Jiménez, miembro del Consejo de Dirección del Frente Revolucionario de Orizaba expuso que su compañero Gabriel Gómez Cañas salió desde el 25 de marzo a las 23: 30 de la noche del plantón permanente que mantienen en Orizaba y desde entonces no se sabe nada de él.

“Mientras que el alcalde ha mostrado una actitud prepotente y nefasta, por eso solicitamos una investigación para castigar a los culpables materiales como a los intelectuales, porque en Orizaba ninguna autoridad hace caso”, señaló Antonio Jiménez.

El miembro del FPR precisó que ya interpusieron la denuncia en el sector norte y la averiguación previa es 399/ 2011, “pero después de 17 días no sabemos nada, la autoridad municipal hace caso omiso, sigue golpeando a trabajadores ambulantes de la región, por eso estamos aquí. Por eso venimos aquí, para que el gobernador se digne a escuchar los reclamos de justicia de la región centro. Pedimos que el gobernador Javier Duarte de Ochoa apoye para que aparezca Gómez Cañas y se castigue a los culpables, asimismo que meta en cintura al alcalde que se ha dedicado a robar la mercancía a los ambulantes, que se ha dedicado a golpearlos y a humillarlos”.

Por su parte, Gaudencio Brito Flores, vocero del FPR, narró que Gómez Cañas también fue uno de los coordinadores de la marcha de vendedores que el 11 de febrero se realizó para protestar contra la orden del edil para aplicar un cobro de 250 pesos mensuales a los comerciantes por expender productos en la vía pública, incluyendo a los vendedores de dulces, comida y periódicos.

En esa movilización la policía municipal reprimió con violencia a los manifestantes y Gómez Cañas fue uno de los 13 activistas que fueron golpeados y detenidos por varias horas, acusados por el alcalde de intentar incendiar el palacio municipal cuando sacaron un monigote de trapo que representaba al edil para prenderle fuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada