jueves, 5 de septiembre de 2013

“Linchamiento mediático” busca justificar represión a maestros: EPR



Maestros de la CNTE bloquean uno de los accesos al aeropuerto. Foto: Xinhua / Alejandro Ayala
Maestros de la CNTE bloquean uno de los accesos al aeropuerto.  Foto: Xinhua / Alejandro Ayala
OAXACA, Oax. (apro).- El Ejército Popular Revolucionario (EPR) denunció que el gobierno y los monopolios de la comunicación han orquestado una campaña de linchamiento mediático contra los maestros disidentes, encaminada a deslegitimar la lucha y las demandas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), “y así justificar la ruta de la represión”.
En un editorial de El insurgente, su órgano de difusión, el EPR hizo énfasis en la “actitud profascista y conservadora de los oligarcas agrupados en torno a Claudio X. González (líder de Mexicanos Primero y expresidente de la Fundación Televisa), quienes vociferan exigiendo la represión y el baño de sangre para asegurar actuales y futuros intereses en la privatización de la educación”.
El grupo rebelde señaló que “desde esta campaña mediática se pretende decir una mentira mil veces hasta convertirla en verdad, descargando toda la responsabilidad de la crisis del sistema educativo nacional única y exclusivamente en los trabajadores de la educación, en específico a quienes desde las banderas de la justicia social, la dignidad y la resistencia se lucha contra la privatización”.
Sin embargo, agregó, “los verdaderos responsables del desastre del sistema educativo nacional es el Estado y la caterva de politicastros que se han ajustado a las exigencias del imperialismo”.
Los insurgentes también cuestionaron a los comunicadores que participan en este linchamiento mediático, al señalar que “en esta cruzada el gobierno antipopular dispone de plumas y lenguas mercenarias oficiosas que asumen la comisión de cancerberos en la defensa a ultranza de un gobierno autoritario y represivo”.
En sus opiniones, acusaron, “levantan en alto las banderas y las exigencias de la oligarquía mexicana y los sectores más conservadores; y se vuelven cómplices del proceso represivo que se vive en el país”.
La realidad, es “que la movilización magisterial ha desenmascarado el verdadero carácter antipopular de las instituciones del Estado y el régimen, en concreto al Poder Ejecutivo y Legislativo; del primero queda expuesto el autoritarismo refrendado por el segundo, y este último como institución no representa los intereses del pueblo, que ante la presión popular tienen que legislar a escondidas y protegidos por las hordas represivas, recurriendo a los cuerpos policiacos-militares para imponer sus albazos”.
Finalmente, resaltó que “el sitio al Distrito Federal por las fuerzas represivas y el resguardo de las instituciones emblemáticas de este régimen hablan del carácter antipopular y represivo de la actual junta administrativa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada