martes, 28 de diciembre de 2010

Apelan movimientos indígenas de México y Ecuador a los sentimientos e indignación moral

La socióloga Isabel de la Rosa afirmó que aunque actualmente permanecen latentes y su labor es menos álgida que en años pasados, mantienen su organización, cohesión y poder de interlocución con los gobiernos de sus países.

ás que a ideologías o posiciones políticas, los movimientos indígenas contemporáneos de México y Ecuador apelan a los sentimientos y a la indignación moral. En los últimos años ambos grupos articularon discursos muy distintos a los de movimientos campesinos u obreros de años anteriores", afirmó Isabel de la Rosa Quiñones, egresada de la maestría en Estudios Latinoamericanos de la UNAM.

La socióloga afirmó que aunque actualmente permanecen latentes y su labor es menos álgida que en años pasados, mantienen su organización, cohesión y poder de interlocución con los gobiernos de sus países.

Como lo informó la UNAM en un comunicado, con su tesis Movimientos indígenas contemporáneos en América Latina. Convergencias y divergencias. Análisis de los casos de Ecuador y México, De la Rosa ganó el Tercer Concurso de Tesis sobre América Latina o el Caribe, en la categoría de maestría.

El concurso anual es auspiciado por el Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM, para estimular estudios inéditos que generen nuevo conocimiento y análisis sobre la región.

El interés de Isabel de la Rosa por comparar ambos casos nació por la simultaneidad de movimientos indígenas; en México con la actividad del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), y en el país sudamericano con el trabajo de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE).

"Más que un grupo ecuatoriano, en particular trabajé con la CONAIE, que me interesó porque integra a distintos congregaciones y por ser la principal interlocutora con el gobierno de ese país", señaló.

La académica abordó al EZLN como una organización que también logró cohesionar a diversos grupos indígenas, aunque mantiene su centro en Chiapas. "Lo interesante fue la simultaneidad de los tiempos en los que ambas organizaciones encabezaron movilizaciones que lograron tener una incidencia política importante", concluyó Isabel de la Rosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada