jueves, 23 de diciembre de 2010

¡Por fin! justicia a campesinos ecologistas

Reportaje - diciembre 22, 2010
El pasado 20 de diciembre, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hizo pública la sentencia en contra del estado mexicano por violar, hace casi 10 años, los derechos humanos de los campesinos Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera, líderes y fundadores de la organización Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán.

A casi 10 años de ocurridos los hechos, la sentencia de la CIDH representa un importante precedente para la defensa de los derechos humanos y ambientales de los campesinos ecologistas frente a una historia de desprotección, violencia e impunidad en la defensa del medio ambiente en nuestro país. En el veredicto se ordena al Estado mexicano que ejecute, en los plazos establecidos por la corte, la reparación del daño ocasionado a los campesinos y los indemnice económicamente. La corte también pidió que se investiguen los actos de tortura que denunciaron los campesinos ecologistas y recomendó adoptar reformas legislativas que permitan impugnar la intervención del fuero militar.

En 1999, Cabrera y Montiel se opusieron a la explotación desmedida de los recursos forestales en la Sierra de Petatlán por la empresa Boise Cascade, ya que esta compañía estaba acabando con los bosques de la región y con los beneficios que éstos proveían a la comunidad.

Como resultado, el 2 de mayo de 1999, Rodolfo y Teodoro fueron detenidos por miembros del ejército mexicano sin orden judicial. Fueron torturados e incomunicados durante cinco días a fin de que se declararan culpables de portar armas de uso exclusivo del ejército, cosechar marihuana y estar vinculados con el Ejército Popular Revolucionario (EPR). Tras permanecer dos años y medio en prisión, fueron liberados por "razones humanitarias", pero la justicia mexicana no reconoció su inocencia, a pesar de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) denunció las irregularidades del caso y las violaciones de sus derechos elementales.

Por su labor ambientalista Rodolfo Montiel ha recibido diversos reconocimientos, entre ellos el Premio Goldman máximo premio internacional a la defensa ambiental, en el año 2000.

Desde ese año, Greenpeace ha dado seguimiento al caso de Rodolfo y Teodoro, acompañando el trabajo de otras organizaciones como el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) para su liberación, y en demanda de justicia, a fin de garantizar su seguridad y detener la tala clandestina en la zona.

Casos de represión y violencia contra activistas y defensores de los bosques, como el de Rodolfo y Teodoro, se repiten en diversas zonas del país: Hermenegildo Rivas e Isidro Baldenegro, en Coloradas de la Virgen, Chihuahua; el caso de Felipe Arriaga, fundador de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán en Guerrero, fallecido en un accidente de tránsito en circunstancias sospechosas en septiembre de 2009; Albertano Peñalosa, también en Guerrero; Aldo Zamora, en San Juan Atzingo, Estado de México; entre otros.

Greenpeace se congratula de tan importante sentencia, que fortalece la lucha ambiental, y espera el pronto cumplimiento de los resolutivos emitidos por la Corte por parte del gobierno mexicano.

La sentencia íntegra puede ser consultada en el siguiente link oficial de la CIDH

http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_220_esp.pdf

http://www.greenpeace.org/mexico/es/Noticias/2010/Diciembre/Por-fin-justicia-a-campesinos-ecologistas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada