viernes, 23 de agosto de 2013

CONDENAN EL ASESINATO DEL LIDER DEL FRENTE NACIONAL INDÍGENA Y CAMPESINO, ARTURO PIMENTEL SALAS

Foto: Asesinan a balazos a Arturo Pimentel

*Arturo Pimentel Salas murió cuando recibía atención médica, tras haber recibido impactos de bala: uno en la cabeza y otro en el tórax, reportó la PGJ del estado.

*El dirigente del Frente Nacional Indígena y Campesino, Arturo Pimentel Salas, murió luego de ser baleado frente a su domicilio

--------------------------------------------------
RECOPILACION DE FELIX MENDOZA SANTOS / radiotepejillo - LA VOZ DE LOS MIXTECOS-
--------------------------------------------------
Oaxaca • JUVES 22 DE AGOSTO - El líder del Frente Nacional Indígena y Campesino, Arturo Pimentel Salas, fue asesinado de  dos disparos de bala en la cabeza que le propinaron sujetos desconocidos, en un municipio cercano de la ciudad de Oaxaca, confirmó el subprocurador para la Atención de Delitos de Alto Impacto de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca, Joaquín Carrillo.

De acuerdo con la Policía Estatal el atentado ocurrió aproximadamente a las 9:30 horas en el exterior de su domicilio en la calle Ignacio Zaragoza de la colonia Lomas del Santo, en el municipio de San Agustín de las Juntas,  ubicado a casi 6 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, cuando 
La víctima estaba a punto de abordar su vehículo.
en ese momento los desconocidos se le acercaron y dispararon en dos ocasiones, hiriéndolo en la cabeza y en la espalda, este disparo según los médicos perforó el pulmón, de inmediato fue apoyado por paramédicos del heroico cuerpo de bomberos quienes lo trasladaron al Hospital General Doctor Aurelio Valdivieso de la ciudad de Oaxaca.

Dijo que de acuerdo con la versión de testigos, los sicarios se acercaron a su víctima y le dispararon de manera frontal, para después darse a la fuga.

Tras notificar a los servicios de emergencia, Pimentel Salas fue trasladado al hospital civil Doctor Aurelio Valdivieso, de esta capital, ya dentro del quirófano a las 12:57 minutos, murio.

Sin embargo, debido a la gravedad de sus heridas, el líder del FNIC en la zona mixteca perdió la vida.

El también exdirigente del Frente Indígena Binacional y hoy occiso presentó traumatismo craneoencefálico severo secundario por herida producida por proyectil disparado por arma de fuego, con orificio de entrada y salida en región interparietal, provocando fracturas y pérdida ósea parcial de ambos huesos parietales, lo que derivó en hemorragia interna intensa. También reportó una segunda herida de bala que impactó en el tórax del hoy occiso.

Cabe señalar que en el lugar de los hechos, los peritos especialistas no localizaron casquillos percutidos de arma de fuego. La inspección la hicieron peritos de criminalística, balística, planimétrico y fotógrafo.

Precisó que de los hechos se dio inicio una averiguación previa por el delito de homicidio calificado y que tres personas fueron trasladadas en calidad de presentados por la Agencia Estatal de Investigaciones para declarar ante el agente del Ministerio Público, mismos que están bajo sospecha, según la declaración de testigos.

El subprocurador de Atención de Delitos de Alto Impacto, Joaquín Carrillo, advirtió que no está descartada ninguna línea de investigación respecto al atentado y presumió que el homicidio pudo ser derivado de una venganza personal.

Frente a su casa permanece una camioneta marca Volkswagen con placas RH16 379, del estado de Nuevo León.

Pimentel Salas fue durante muchos años coordinador general del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional (FIOB), sin embargo, el 19 de mayo de 2001 fue desconocido por más de 600 representantes de diferentes comunidades, quienes lo acusaron de “traición” por participar como candidato del PRD a diputado local por el distrito 21 en ese mismo año.

Además, fue cuestionado por negarse a rendir cuentas sobre el uso de los recursos que las fundaciones y entidades gubernamentales habían otorgado al FIOB para la puesta en marcha de proyectos productivos.

Por otra parte, apenas hace dos días el dirigente había anunciado que su organización se movilizaría en la ciudad de Oaxaca para exigir atención a diversas demandas sociales.

Dijo que lo harían debido a que las autoridades no han hecho caso a los reclamos de las comunidades más pobres de la Mixteca. 

También ventiló que protestarían durante la toma de protesta del edil electo Luis de Guadalupe Martínez.

Hace un mes, la víctima había denunciado amenazas de muerte en su contra.

Atacaron su domicilio en 2009: Comuna Oaxaca

Repudian crimen

“¿Quién sigue?”, es la pregunta que dejó en el aire la organización social Comuna Oaxaca al condenar el asesinato de Arturo Pimentel Salas, al tiempo que cuestionó la “inacción” del gobierno estatal frente a los ataques a luchadores sociales de izquierda.

Tras difundirse el hecho, la organización social Comuna Oaxaca condenó el asesinato del dirigente del Frente Nacional Indígena y Campesino, y demandó a las autoridades estatales investigar a fondo el crimen para evitar que la impunidad prevalezca en el estado y continúe la violencia contra líderes de izquierda.

Al expresar su solidaridad con familiares de Arturo Pimentel, Comuna Oaxaca recordó que el domicilio del dirigente fue atacado a balazos a inicios de febrero de 2009, lo que es considerado por la organización “una muestra del grave desinterés oficial” hacia las denuncias de la izquierda.

“Nos preguntamos si de haberse tomado en serio esa denuncia, de haberse investigado a fondo y hallado a los responsables, nuestro compañero seguiría vivo en estos momentos”, expresó la organización mediante un comunicado. “Demandamos el total esclarecimiento de esta agresión, así como juicio justo y castigo a quien resulte responsable”.

Consideró que la inacción del gobierno sobre los sucesivos ataques contra dirigentes sociales en el estado, equivale a una condena de muerte para quienes trabajan a favor de mejorar las condiciones de vida de quienes menos tienen.

Como en otras ocasiones, Comuna Oaxaca insistió sobre la impunidad en los atentados: “mientras no sepamos de cada caso quién jaló el gatillo, quién dio la orden y por qué motivo”, la pregunta “¿quién sigue?” continuará como amenaza de muerte permanente contra quienes han aportado desde la izquierda al movimiento social.

“La vida no debe ser el precio demandado por participar en la transición a la democracia”, expuso.

En ese sentido, lanzó la interrogante a la Procuraduría General de Justicia del Estado y a los jueces en materia penal de Oaxaca sobre los motivos por los cuales no han sido sentenciados los responsables materiales e intelectuales de una serie de agresiones contra dirigentes sociales, de 2009 a la fecha.

Entre ellos mencionó a Beatriz López Leyva, lideresa de Comuna Oaxaca, asesinada en abril de 2009; Catarino Torres Pereda, secretario general del Comité de Defensa Ciudadana, el 22 de octubre de 2010; Heriberto Pazos Ortiz, líder histórico del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui, el 23 de octubre de 2010.

Igualmente a Rafael Rodríguez, del Frente Amplio de Comunidades Marginadas del Estado de Oaxaca, el 24 de diciembre de 2011; Bernardo Vásquez, de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán, el 15 de marzo de 2012, y Nicolás Estrada Merino, presidente del Consejo Estatal del PRD, hallado asesinado en junio pasado.

La organización también dejó la pregunta a las autoridades de cuántas personas purgan condena por el atentado que sufrió Enrique Quiroz, dirigente del Movimiento Regeneración Nacional, el 30 de septiembre de 2011.

“¿Ya saben quiénes fueron responsables del intento de secuestro contra César Mateos Benítez, integrante de la dirigencia colectiva de esta organización, en mayo de 2012? ¿Y a nombre de quién están registrados los números de teléfono desde los cuales en distintas ocasiones fue amenazado de muerte el diputado Flavio Sosa Villavicencio, también compañero de Comuna Oaxaca?”, interrogó.

También preguntó sobre las inexistentes condenas por los asesinatos cometidos durante la represión al movimiento social de 2006 y 2007; por los atentados, la tortura, las amenazas, las golpizas y las violaciones, así como por “la desaparición de compañeras y compañeros del movimiento”, y por los desaparecidos del EPR Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez.

El presidente de la Junta de Coordinación del Congreso del Estado, Alejandro López Jarquín, condenó el asesinato.

El FNIC tiene una fuerte presencia en la región mixteca, así como en la ciudad de Los Ángeles, ya que es una organización de migrantes oaxaqueños.


La organización social Comuna Oaxaca condenó este jueves el asesinato del dirigente del Frente Nacional Indígena y Campesino (FNIC), Arturo Pimentel Salas, y demandó a las autoridades estatales investigar a fondo el crimen para evitar que la impunidad permita que en el estado continúe la violencia contra líderes de izquierda.

A continuación, el texto del comunicado:
Oaxaca de Juárez, 22 de agosto de 2013

COMUNICADO DE MEDIOS
CONDENAMOS EL ASESINATO DEL
LÍDER DE FNIC ARTURO PIMENTEL

Desde la organización social Comuna Oaxaca expresamos nuestra condena al asesinato del dirigente del Frente Nacional Indígena y Campesino, Arturo Pimentel Salas. 
Demandamos a las autoridades del gobierno del estado investigar a fondo para el total esclarecimiento de esta agresión, así como juicio y castigo a quien resulte responsable. Sólo la justicia puede impedir a la impunidad que en el estado continúe la violencia contra líderes de izquierda. Expresamos también nuestra solidaridad con los familiares y amigos de Arturo Pimentel.

Comuna Oaxaca recuerda que el domicilio del dirigente fue atacado a balazos a inicios de febrero de 2009, lo que es una muestra del grave desinterés oficial hacia las denuncias de la izquierda. Nos preguntamos si de haberse tomado en serio esa denuncia, de haberse investigado a fondo y hallado a los responsables, nuestro compañero seguiría vivo en estos momentos.

Como en otras ocasiones, queremos insistir en que mientras no sepamos de cada caso quién jaló el gatillo, quién dio la orden y por qué motivo, la pregunta “¿quién sigue?” continuará como amenaza de muerte permanente contra quienes aportamos desde la izquierda al movimiento social. La vida no debe ser el precio demandado por participar en la transición a la democracia.

Sobre esa base, la Procuraduría General de Justicia del Estado y los jueces penales de Oaxaca están obligados a explicar a la sociedad: ¿Dónde están las sentencias por los asesinatos de las y los dirigentes sociales y de izquierda en nuestro estado? ¿Por qué no se ha identificado, detenido y castigado a los responsables materiales e intelectuales por la muerte de Beatriz López Leyva, compañera nuestra asesinada en abril de 2009; Catarino Torres Pereda, secretario general del Comité de Defensa Ciudadana (Codeci), el 22 de octubre de 2010; Heriberto Pazos Ortiz, líder histórico del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), el 23 de octubre de 2010; Rafael Vicente Rodríguez Enríquez, líder del Frente Amplio de Comunidades Marginadas del Estado de Oaxaca, el 24 de diciembre de 2011; Bernardo Vásquez Sánchez, de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán, el 15 de marzo de 2012, y Nicolás Estrada Merino, presidente del Consejo Estatal del PRD, hallado asesinado en junio pasado?

¿Cuántas personas purgan condena por el atentado que sufrió Enrique Quiroz, dirigente del Movimiento Regeneración Nacional, el 30 de septiembre de 2011? ¿Ya saben quiénes fueron responsables del intento de secuestro contra César Mateos Benítez, integrante de la dirigencia colectiva de esta organización, en mayo de 2012? ¿Y a nombre de quién están registrados los números de teléfono desde los cuales en distintas ocasiones fue amenazado de muerte el diputado Flavio Sosa Villavicencio, también compañero de Comuna Oaxaca? ¿Algún indicio de los responsables de las amenazas por otros medios?

¿Cuántas personas ya purgan condenas por cada uno de los asesinatos cometidos contra nuestros compañeros durante la represión al movimiento social de 2006 y 2007? ¿Quiénes por los atentados, la tortura, las amenazas, las golpizas, las violaciones? ¿Cuántos más por la desaparición forzada de compañeras y compañeros del movimiento? ¿Quiénes por la desaparición de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, militantes reivindicados por el EPR?

La inacción del gobierno sobre los sucesivos ataques contra los dirigentes sociales en el estado equivale a una condena de muerte para quienes trabajamos a favor de mejorar las condiciones de vida de quienes menos tienen.
 ****
Nota de la recopilador:
En informacion aparte trataremos de publicar algunas datos sobre las actividades de Pimentel Salas, como Coordinador General del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional. 
 
----------------
FUENTES:
tablet.noticiasnet.mx, proceso.com.mx/?p=350792,
eXCELSIOR, oaxacain.com, La Jornada, Tiempo en linea, Milenio
COMUNICADO DE MEDIOS
CONDENAMOS EL ASESINATO DEL LÍDER DE FNIC ARTURO PIMENTEL

Desde la organización social Comuna Oaxaca expresamos nuestra condena al asesinato del dirigente del Frente Nacional Indígena y Campesino, Arturo Pimentel Salas.
 
Demandamos a las autoridades del gobierno del estado investigar a fondo para el total esclarecimiento de esta agresión, así como juicio y castigo a quien resulte responsable. Sólo la justicia puede impedir a la impunidad que en el estado continúe la violencia contra líderes de izquierda. Expresamos también nuestra solidaridad con los familiares y amigos de Arturo Pimentel.

Comuna Oaxaca recuerda que el domicilio del dirigente fue atacado a balazos a inicios de febrero de 2009, lo que es una muestra del grave desinterés oficial hacia las denuncias de la izquierda. Nos preguntamos si de haberse tomado en serio esa denuncia, de haberse investigado a fondo y hallado a los responsables, nuestro compañero seguiría vivo en estos momentos.

Como en otras ocasiones, queremos insistir en que mientras no sepamos de cada caso quién jaló el gatillo, quién dio la orden y por qué motivo, la pregunta “¿quién sigue?” continuará como amenaza de muerte permanente contra quienes aportamos desde la izquierda al movimiento social. La vida no debe ser el precio demandado por participar en la transición a la democracia.

Sobre esa base, la Procuraduría General de Justicia del Estado y los jueces penales de Oaxaca están obligados a explicar a la sociedad: ¿Dónde están las sentencias por los asesinatos de las y los dirigentes sociales y de izquierda en nuestro estado? ¿Por qué no se ha identificado, detenido y castigado a los responsables materiales e intelectuales por la muerte de Beatriz López Leyva, compañera nuestra asesinada en abril de 2009; Catarino Torres Pereda, secretario general del Comité de Defensa Ciudadana (Codeci), el 22 de octubre de 2010; Heriberto Pazos Ortiz, líder histórico del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), el 23 de octubre de 2010; Rafael Vicente Rodríguez Enríquez, líder del Frente Amplio de Comunidades Marginadas del Estado de Oaxaca, el 24 de diciembre de 2011; Bernardo Vásquez Sánchez, de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán, el 15 de marzo de 2012, y Nicolás Estrada Merino, presidente del Consejo Estatal del PRD, hallado asesinado en junio pasado?

¿Cuántas personas purgan condena por el atentado que sufrió Enrique Quiroz, dirigente del Movimiento Regeneración Nacional, el 30 de septiembre de 2011? ¿Ya saben quiénes fueron responsables del intento de secuestro contra César Mateos Benítez, integrante de la dirigencia colectiva de esta organización, en mayo de 2012? ¿Y a nombre de quién están registrados los números de teléfono desde los cuales en distintas ocasiones fue amenazado de muerte el diputado Flavio Sosa Villavicencio, también compañero de Comuna Oaxaca? ¿Algún indicio de los responsables de las amenazas por otros medios?

¿Cuántas personas ya purgan condenas por cada uno de los asesinatos cometidos contra nuestros compañeros durante la represión al movimiento social de 2006 y 2007? ¿Quiénes por los atentados, la tortura, las amenazas, las golpizas, las violaciones? ¿Cuántos más por la desaparición forzada de compañeras y compañeros del movimiento? ¿Quiénes por la desaparición de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, militantes reivindicados por el EPR?

La inacción del gobierno sobre los sucesivos ataques contra los dirigentes sociales en el estado equivale a una condena de muerte para quienes trabajamos a favor de mejorar las condiciones de vida de quienes menos tienen.
****
Nota de la recopilador:
En informacion aparte trataremos de publicar algunas datos sobre las actividades de Pimentel Salas, como Coordinador General del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional. 

----------------
FUENTES: tablet.noticiasnet.mx ,  proceso.com.mx/?p=350792, eXCELSIOR, oaxacain.com, La Jornada, Tiempo en linea, Milenio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada