viernes, 9 de agosto de 2013

El surgimiento del ERP es una provocación policíaco-militar: EPR

Una de las pintas del EPR en Oaxaca. Foto: Prometeo Lucero
Una de las pintas del EPR en Oaxaca. Foto: Prometeo Lucero
MÉXICO, D.F., (apro).- El Ejército Popular Revolucionario (EPR) calificó como una “ostensible provocación policiaco-militar” el surgimiento del autodenominado Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), cuyos dirigentes aseguran son producto de una escisión del eperrismo.
El ERP anunció su fundación el pasado 28 de junio, en el décimo octavo aniversario de la masacre de Aguas Blancas, Guerrero e informó que se formó con “la unión de compañeros de varios estados que militábamos y simpatizábamos con el EPR”.
En el comunicado, el nuevo grupo argumentó que decidió separarse del EPR por “las actitudes, formas y métodos que algunos responsables están ejerciendo en las comunidades, quienes están dividiendo y no unificando los trabajos para la revolución” y acusó al EPR de realizar “ejecuciones personales, pasando por alto los principios revolucionarios”.
Además, lo acusaron de colaborar más con el Estado que con el pueblo.
“Pareciera que la filtración es manifiesta, no nos tragamos el cuento de algunos que son hasta de hueso colorado marxista-leninista, cuando en nuestras investigaciones realizadas viven de una manera excéntrica, distinta al pueblo”, señaló el nuevo grupo guerrillero en su comunicado.
La respuesta del EPR llegó este viernes, a través de un comunicado difundido por el Centro de Documentación de los Movimientos Armados (www.cedema.org) en el que señala que “después de leer y releer las ‘agudas’ y ‘sesudas’ ‘observaciones e investigaciones’” del supuesto grupo que se separa del Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario (PDPR-EPR) su surgimiento “no es más que una ostensible provocación policiaco-militar”.
“Quienes suscriben el escrito a nombre del supuesto Ejército Revolucionario Popular (ERP) fechado en junio del 2013, nunca han pertenecido a las filas revolucionarias del PDPR, tampoco al EPR, por lo que sus dichos son patrañas que expresan su origen policiaco con la clara pretensión de generar las condiciones para justificar y colaborar con la represión y crímenes de lesa humanidad. Todo lo que ahí se dice por todas partes emana el tufo del Estado”, afirma el EPR en su comunicado, fechado el 8 de agosto.
Además, reprocha que el ERP haya utilizado “perversamente” una fecha histórica (28 de junio) para pretender dar legitimidad a su movimiento “de una forma burda y carente de toda creatividad revolucionaria”.
Su aparición, añade el comunicado, se da “en el contexto de una campaña de hostigamiento y terrorismo de Estado emprendida a través del paramilitarismo y las plumas oficiosas que se empeñan en desacreditar nuestra lucha con fines contrainsurgentes”.
Según el EPR, el nuevo grupo aprovechó la crisis reconocida por el PDPR-EPR desde hace 10 años para justificar su decisión.
Los del ERP, abunda el comunicado, retoman críticas de tiempo atrás para tratar de hacer parecer que han permanecido en “eterna crisis” y con ello pretenden justificar que “han decidido abandonar las filas” de su partido.
El EPR señala que sus integrantes saben “de dónde ha salido este libelo y a quiénes trata el Estado de ‘proteger’”.
Asimismo, afirma que no les sorprende la insistencia del ERP sobre la infiltración, “aunque mirándolo bien debería revisarse ya que los infiltrados son otros, así que ¡aguas!, porque si algo debieran saber es que siempre han sido y serán los pañuelos ‘klinex’, es decir desechables, de sus ‘jefes’, en ‘Inteligencia’ (Ejército, Marina y Cisen)”, subraya el EPR.
Según el grupo insurgente, se trata de una campaña para “deslegitimar” el carácter revolucionario de su lucha y “justificar nuevos crímenes de lesa humanidad, presentados como pugnas internas (lo que no es nuevo).
“Ante esta campaña policiaco-militar contra los revolucionarios, todas las instancias del partido y nuestro ejército tomaremos las medidas requeridas que el caso amerita”, advierte el EPR.
FUENTE: PROCESO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada