lunes, 27 de junio de 2011

Chiapas: libera Orcao a dos zapatistas tras torturarlos, denuncia JBG

Con estos rehenes, la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo pretendía “presionar a la JBG para dialogar con sus líderes” sobre posesión de unas tierras, acusaron las bases zapatistas.
 Hermann Bellinghausen, enviado
Publicado: 25/06/2011
Ocosingo, Chis. Torturados, heridos y vejados cruelmente, dos indígenas bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) del municipio autónomo Lucio Cabañas fueron finalmente liberados por sus captores de la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (Orcao), que los tuvieron en su poder desde el pasado día 20.
 
La situación sigue tensa en la región Primero de Enero, próxima a esta ciudad, y las bases zapatistas realizan guardias en la sede autónoma.

La junta de buen gobierno (JBG) Corazón del arco iris de la esperanza, en el caracol Torbellino de nuestras palabras, en el ejido Morelia, informó que Alberto y Pablo, como se identifica a los afectados, se encuentran muy lastimados. El día 23 enfermaron “y nunca les dieron trato humano”. Fueron secuestrados para obtener su “rendición.

Alberto recibió “un tajo de palo atrás de la cabeza y está sangrando por los golpes, está saliendo sangre en su nariz y en su boca, todo de su cuerpo está muy golpeado, piernas, brazos.

Y Pablo “padece los mismos dolores; está saliendo sangre en su oído, todo su rostro lo tiene hinchado, sus labios está lastimado, tiene un diente flojo y no puede hablar ni caminar porque sus piernas están muy golpeadas”.
 
El 21 de junio, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas intentó visitarlos en el poblado Patria Nueva, pero sus captores lo impidieron. Con estos rehenes, Orcao pretendía “presionar a la JBG para dialogar con sus líderes”. La junta se pregunta: “¿Qué quieren que dialoguemos? La tierra es recuperada desde 1994, ya llevamos 16 años trabajando sin que alguien interrumpa nuestra tranquilidad”.

Los dirigentes de Orcao, Antonio Suárez Cruz y Cristóbal López Gómez, El Sadam, líder en Sibak já, “tratan de esconder sus delitos diciendo que el terreno donde trabajan nuestros compañeros está bajo fideicomiso por el mal gobierno”, un programa que data del periodo de Roberto Albores Guillén (llamado el Croquetas por los zapatistas).

“Ustedes recordarán el salvajismo en su gobierno (para) desmantelar los municipios autónomos y acabar los pueblos zapatistas. Esas cenizas creadas por Albores Guillén sigue dando que ver este fuego que hoy vivimos”.
 
En aquel tiempo, añade la JBG, “vivimos provocaciones, intimidaciones, hostigamientos… para que nuestra lucha parezca una lucha entre indígenas”. Ahora con la presunta “legalización” gubernamental de la tierra, “dentro de la farsa ley que ellos inventaron” pretenden hacer pasar a los zapatistas como “provocadores”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada