jueves, 2 de junio de 2011

Poder de redes sociales preocupa a gobiernos: PRD

México, DF.- Entre geeks, smartphones, tabletas electrónicas y otros gadgets, el senador Francisco Castellón Fonseca se pronunció por generar políticas públicas que impulsen el software libre en nuestro país.

Durante el Foro Software Libre en México, organizado por la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado, la Universidad Autónoma de México y Mozilla México, el legislador admitió que no existe y sería deseable una política que incentive el uso de programas libres en todas las computadoras que se usan en la educación.

El software libre no es lo mismo que piratería, es aquel contenido creado específicamente para ser compartido y mejorado por sus usuarios. La piratería, por su parte, copia contenidos libres o restringidos con fines de lucro, a costa de su creador, aclaró el perredista.
 
Acompañado de Richard Stallman, fundador del Movimiento Software Libre y desarrollador del sistema operativo GNU, Castellón Fonseca recogió los postulados de este para lograr una accesibilidad a contenidos libres, susceptibles de ser distribuidos sin represalia alguna y de formar parte de una red de programas útiles para los usuarios de la tecnología.

Al respecto, Stallman aseguró que no se usa software libre por ser más barato, sino por la libertad. "He pagado años de lucha para poder usar software libre", comentó sobre los contenidos cibernéticos, invitando a los jóvenes a unirse al movimiento de software sin restricciones. Y es que desde 1983 este estadounidense ha pugnado por vías alternativas de socializar los contenidos cibernéticos; ha sido su forma de vida, por decirlo de algún modo.

El senador perredista advirtió que el poder de los cibernautas es tal que existe una tendencia de parte del G-8 por controlar los contenidos en la red para evitar un nuevo tipo de comunicación alternativa que pudiera generar movimientos sociales. Es por ello que enmascaran su preocupación con argumentos morales, como el combate a la pornografía infantil.
 
"Lo que está haciendo el presidente (de Francia) Sarkozy al proponer una internet más moral y civilizada es tratar, como decimos los mexicanos, de 'ponerse huarache antes de espinarse'. Es decir, tratar de prevenir cualquier brote de inconformidad, que se ha generalizado en Europa debido al uso de internet y de las redes sociales", dijo Castellón.

 
Y es que la preocupación que tienen es que sigan surgiendo movimientos como el egipcio, o más recientemente el de los acampados en España, donde los cibernautas han tenido enfrentamientos directos con la policía en el ejercicio de su libertad de expresión.

"De parte de ellos hay una clara advertencia de que si no controlan el uso de internet pueden salirse de control algunas manifestaciones como la de los acampados en España", remató Castellón Fonseca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada