jueves, 9 de junio de 2011

Sobreviviente de la matanza de El Charco pide comisión de la verdad

ergio Ocampo Arista

Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 8 de junio de 2011, p. 37
Niñas mixtecas de El Charco, municipio de Ayutla de Los Libres, Guerrero, participaron ayer en una marcha de al menos 300 indígenas que exigieron al gobierno de Ángel Aguirre aclarar la matanza de 11 personas cometida en esa comunidad en 1998Foto Lenin Ocampo
El Charco, Ayutla de los Libres, Gro., 7 de junio. Efrén Cortez Chávez, sobreviviente de la masacre de El Charco, perpetrada el 7 de junio de 1998, exigió a la administración que encabeza el gobernador Ángel Aguirre Rivero crear una comisión de la verdad que investigue y se castigue a los militares que encabezaron la operación, en la cual murieron 11 personas, entre ellas Ricardo Zamora, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
 
Además, sostuvo que horas antes de la matanza soldados y una columna del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI) se enfrentaron en un poblado aledaño a El Charco, en la región de la Costa Chica.
 
El ex preso político encabezó este martes un acto en el cual participaron unas 300 personas, entre ellas indígenas mixtecos, y tlapanecos, así como representantes de 10 organizaciones sociales, Érika Zamora y las viudas de las víctimas
 
Afirmó que el gobierno de izquierda encabezado por Aguirre deberá llevar a los militares a la cárcel, pues tanto él, que era gobernador interino, como el alcalde de Ayutla de los Libres, Odilón Romero, estuvieron al tanto de la operación, en la cual participaron unos 5 mil soldados que rodearon la población mixteca, afirmó.
 
Cortez Chávez recordó que después del ataque los supervivientes fueron interrogados por funcionarios de la Procuraduría estatal y de la Secretaría de Gobierno de gobierno de Ángel Aguirre, quien sustituyó al ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer luego que éste pidió licencia a raíz de la masacre de Aguas Blancas, donde 17 campesinos fueron asesinados el 28 de junio de 1995.

El sobreviviente afirmó por primera vez que horas antes de la matanza soldados y una columna del ERPI se enfrentaron en Coxcatlán Candelaria, población aledaña a El Charco, por lo que cree que eso derivó en el ataque a la escuela Caritino Maldonado, donde las víctimas dormían luego de una asamblea en la que participaron más de 100 indígenas campesinos provenientes de diversas comunidades mixtecas.
 
A las dos de la mañana despertamos por los balazos que se escuchaban a lo lejos y de pronto (desde Coxcatlán) empezaron a lanzar morteros a la escuela y una hora más tarde llegaron en tres frentes cientos de soldados hasta El Charco, y empezaron a dispararnos. Murieron 11 personas y hubo cinco adultos heridos, así como tres adolescentes de 13 años, y 22 detenidos, añadió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada