jueves, 10 de febrero de 2011

Cacicazgos, matanzas y represión en Guerrero datan de 1849

Atraso económico, político y social provocaron surgimiento de grupos insurgentes y paramilitares.
Policías municipales y estatales continúan con recorridos en avenidas y playas de Acapulco, la víspera de las elecciones de gobernador de Guerrero Foto Notimex
Sergio Ocampo Arista
Corresponsal
Periódico La Jornada

Domingo 30 de enero de 2011, p. 31
Chilpancingo, Gro., 29 de enero. Desde su creación, en 1849, el estado vive una constante inestabilidad política, con fuerte presencia caciquil, masacres y represión a los movimientos sociales, fenómenos que lo tienen en el atraso económico, político y social y provocaron el surgimiento de grupos insurgentes y paramilitares.

La inestabilidad se hizo más evidente en 70 años de administraciones priístas, aunque también durante los 10 años de gobiernos federales panistas (Vicente Fox y Felipe Calderón) y de uno estatal perredista: el de Zeferino Torreblanca Galindo (2005-2011).

A partir de 1960 inició una escalada de violencia originada a partir de movimientos sociales reivindicatorios, pero que ten-drían trascendencia nacional.

En diciembre de ese año el general Raúl Caballero Aburto, en su condición de gobernador, reprimió en Chilpancingo el movimiento estudiantil-popular impulsado por el Colegio del Estado, antecedente de la Universidad Autónoma de Guerrero, del que participaron los futuros guerrilleros Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas Barrientos. Los soldados mataron a 19 personas.

En diciembre de 1962 fueron asesinados en Iguala siete miembros del movimiento cívico de Genaro Vásquez y cuatro años después éste fue encarcelado. En Mayo de 1967 asesinaron en Atoyac a seis personas cuando Lucio Cabañas presidía una reunión en una escuela primaria.

En agosto de 1967, unos 80 integrantes de la Unión Regional de Productores de Copra fueron asesinados en Acapulco por pistoleros a las órdenes del entonces gobernador priísta Raymundo Abarca Alarcón.
Estas masacres orillaron a Vázquez y a Cabañas a remontarse a la sierra al frente de las guerrillas de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria y el Partido de los Pobres de 1967 a 1975.

En 1975, con la llegada al gobierno de Rubén Figueroa Figueroa, hubo cientos de muertos, y más de 600 desaparecidos.

En el gobierno de José Francisco Ruiz Massieu (1987-93), más de 300 militantes del PRD fueron asesinados y varios desaparecidos.

En 1995, durante el gobierno de Rubén Figueroa Alcocer (1993-96), 17 militantes de la Organización Campesina de la Sierra del Sur fueron acribillados en Aguas Blancas, municipio de Coyuca de Benítez, y surgió el Ejército Popular Revolucionario.

Para 1996 Figueroa Alcocer fue separado del cargo y se designó gobernador sustituto a Ángel Heladio Aguirre Rivero (1996-99). En su mandato 11 personas, nueve de ellas indígenas mixtecos, fueron ejecutados en El Charco, municipio de Ayutla de los Libres; ahí nació el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente.

Hoy, Aguirre Rivero busca convertirse en gobernador del estado. Sería el segundo que llega con las siglas del PRD después de Torreblanca Galindo, quien tampoco hizo nada para cambiar el panorama que privó en los gobiernos priístas, pues según la dirigencia estatal del PRD, en sus casi seis años de gobierno más de 40 de sus militantes fueron ejecutados, entre ellos Armando Chavarría Barrera, quien presidía la Comisión de Gobierno del Congreso local, y los dirigentes indígenas mixtecos Raúl Lucas Lucia y Manuel Ponce Rosas.

http://radioinformaremosmexico.wordpress.com/2011/01/31/cacicazgos-matanzas-y-represion-en-guerrero-datan-de-1849/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada