jueves, 10 de febrero de 2011

Reportan más de 18 mil 'levantados' en cuatro años

Las denuncias han sido presentadas en instalaciones militares; incierto, el destino de las víctimas
  • Las denuncias han sido presentadas en instalaciones militares; incierto, el destino de las víctimas. Foto: Vanguardia/Especial
  •  De diciembre de 2006 a diciembre de 2010, se han reportado en instalaciones militares del país 18 mil 491 levantones. Sin embargo, no se tiene confirmación de la posterior liberación o muerte de los afectados. Las autoridades civiles prácticamente no cuentan con un registro de estos casos, y únicamente las procuradurías de los estados de México, Coahuila y Morelos llevan una contabilidad de estos hechos.
Por parte del gobierno federal no existe un registro de levantones; sin embargo, fuentes castrenses que pidieron el anonimato revelaron a La Jornada que en lo que va de esta administración en instalaciones militares se avisa de estos hechos, pero son casos que solamente se contabilizan como secuestros cuando los familiares presentan la denuncia formal.

En la mayoría de los estados donde se ha presentado este tipo de actos, y principalmente en aquellas entidades donde el crimen organizado se manifiesta de manera más violenta –como Tamaulipas, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Nuevo León o Baja California–, prácticamente no existen denuncias, pero las fuentes consultadas ubican esos territorios como los lugares donde más se han recibido quejas de la ciudadanía por estos hechos.

En ese contexto, de diciembre de 2006 a diciembre de 2007 se recibieron 2 mil 123 llamadas para denunciar levantones; en 2008, 4 mil 25; 2009, 4 mil 322, y el año pasado 8 mil 21.

Las autoridades entrevistadas hicieron hincapié en el hecho de que las autoridades militares no dan seguimiento a los casos de desaparición, pues son competencia de las procuradurías. Sin embargo, señalaron que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) tiene conocimiento de los registros castrenses.

Coahuila, cifras conservadoras

En Coahuila, por ejemplo, desde 2007 la Fiscalía General del Estado ha documentado más de 150 desapariciones vinculadas con la operación del crimen organizado, pero la cifra extraoficial sería tres veces mayor, de acuerdo con estimaciones de organizaciones no gubernamentales.

En esa entidad, días después de los levantones aparecen los cadáveres de algunas víctimas, pero de la mayoría nada se sabe. Entre las personas reportadas en ese lapso hay dos periodistas, dos comandantes antisecuestros, así como jefes policiacos, comerciantes originarios de otras entidades y hasta un ex agente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), que viajó a Saltillo para capacitar a empresarios en materia de protocolos de seguridad.

Michoacanos, víctimas frecuentes

En Colima no existen cifras oficiales, pero entre las desapariciones destacan los casos de siete jóvenes profesionistas oriundos de Michoacán, de los que no se supo nada desde el 25 de septiembre de 2010. Viajaron a Manzanillo a pasar un fin de semana y ya no regresaron a sus hogares.

Por otra parte, autoridades del estado de México refieren que durante los pasados tres años la Procuraduría General de Justicia de la entidad recibió alrededor de mil 500 denuncias por el delito de privación ilegal de la libertad. Aunque propiamente no existe el concepto jurídico levantón, la dependencia estatal registró, tan sólo en 2010, al menos 23 casos. Los municipios de Chalco y Nezahualcóyotl son las localidades con mayor número de reportes.

Por lo que hace a Hidalgo, se considera que solamente se cometen secuestros y no existen registros de levantones. Los municipios donde se ha reportado el mayor número de plagios son Pachuca, Tulancingo, Ixmiquilpan, Tula de Allende, Tepeji del Río, Huejutla, Huasca, Huichapan, Tetepango, Mixquiahuala, Atotonilco de Tula y Tepeapulco, territorios con presencia del cártel de Los Zetas.

En el estado de Jalisco, la procuraduría local no tiene un registro de estos casos, sin embargo, existen reportes confidenciales de esas autoridades que refieren que de enero a julio de 2010 se cometieron alrededor de 185 levantones en la entidad.

Fue la capital del estado, Guadalajara, el municipio que más contabilizó este tipo de actos delictivos, con 35 durante ese lapso de tiempo. Le siguieron en orden de jerarquía los municipios metropolitanos de Zapopan, con 15, y Tlaquepaque, con 10; Puerto Vallarta, tuvo 7 casos, y Tlajomulco de Zúñiga, al sur de la capital, registró cinco.

Por otra parte, en Morelos, de 2007 hasta 2010 han desaparecido mil 299 personas, de acuerdo con las cifras oficiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). La Carpeta de Incidencia Delictiva estatal refiere que durante 2007 se registraron, en los 33 municipios de la entidad, 363 denuncias por desaparición de personas. En 2008 se contabilizaron 350 casos; en 2009, 266, y en 2010 fueron 320 denuncias. La carpeta no reporta el estado que guardan estas mil 299 indagatorias.

Por lo que toca al estado de Nuevo León tampoco existe estadística oficial, pero los reportes periodísticos contabilizan más de 200 levantones. Entre las víctimas, por ejemplo de 2007, están Gamaliel López y Gerardo Paredes, reportero y camarógrafo de Televisión Azteca Noreste. En ese mismo año, el mes de mayo desaparecieron 38 trabajadores de la refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Cadereyta.

En el caso de Oaxaca, los levantones incluyen autoridades de los tres órganos de gobierno, ya que, según informes de la Procuraduría de Justicia local, el 25 de mayo de 2007 fueron detenidos-desaparecidos por presuntos policías estatales los militantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR) Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, quienes después habrían sido entregados al Ejército Mexicano.

A la fecha, nada de sabe de ellos.

En Querétaro, el año pasado desaparecieron 41 personas. La Procuraduría General de Justicia estatal registró igual número de denuncias por ciudadanos originarios de los municipios de Landa de Matamoros, Pinal de Amoles, Arroyo Seco, Jalpan de Serra y Huimilpan, así como de los estados de Hidalgo y San Luis Potosí.

Por otro lado, en el estado de Tamaulipas nadie se atreve a revelar cifras de personas levantadas, a pesar de que existen casos como el de una juez civil del municipio de Miguel Alemán, que despareció desde marzo de 2006 y ni siquiera la camioneta en la que viajaba ha sido localizada.

De acuerdo con cifras de autoridades locales y de casos publicados en diversos medios de comunicación de Tabasco, de 2007 a 2010 se han registrado alrededor de 115 secuestros en la modalidad de levantones, pero podrían ser más, ya que "no toda la gente comunica a la policía este tipo de delitos", según señaló la procuraduría del estado.

En lo referente a Veracruz, la mayoría de los levantones se cometieron contra personas procedentes de otras entidades y se perpetraron principalmente en el puerto de Veracruz y el municipio de Boca del Río, en los años 2009 y 2010.

De ellos sólo hay investigaciones abiertas en los casos de cinco abogados y nueve jóvenes oriundos de Ciudad Juárez, Chihuahua, casos ocurridos en los meses de abril y noviembre del año pasado.

Otro hecho, el más sonado en el contexto nacional, fue el levantón del administrador de la Aduana Marítima de Veracruz, Francisco Serrano Aramoni, amigo del presidente Felipe Calderón Hinojosa. El plagio ocurrió el primero de abril de 2009 y a la fecha el funcionario sigue desaparecido.

En Chiapas ocurren entre tres y cinco levantones semanales, la mayor parte relacionados con el crimen organizado, según fuentes oficiales, aunque la procuraduría estatal señala que no existe ninguna denuncia por desaparición de personas.

Por otra parte, en Sinaloa, de 2007 a la fecha se han contabilizado 250 personas desaparecidas, en su mayoría resultado de levantones perpetrados por agentes de diferentes corporaciones policiacas e incluso el Ejército, y aparentemente relacionados con el narcotráfico, de acuerdo con datos de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en el Estado (CDDHS).

En su página de Internet, la Procuraduría General de Justicia estatal informa sobre 290 desapariciones de personas o en estatus de no localizadas, pero no precisa los lapsos en que se dieron estos casos ni avances en las indagatorias.

Tijuana, 300 levantones

En el caso de Baja California, la Asociación Ciudadana contra la Impunidad ha señalado que en este periodo se han reportado, tan sólo en la ciudad fronterizade Tijuana, más de 300 casos de desaparición forzada de personas, donde se encuentran involucrados elementos de corporaciones policiacas de los tres órdenes de gobierno.

En Michoacán, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) recibió en los tres pasados años reportes de 180 personas desaparecidas. A solicitud de los familiares de las víctimas, el organismo solicitó información en diferentes instituciones y sólo aclaró el caso de dos personas que se encontraban recluidas en el Cereso de Morelia.

Migrantes desaparecidos incrementan las cifras

En tanto, la Procuraduría General de Justicia de Michoacán informó que de 2006 a la fecha se han registrado en la entidad 856 desapariciones forzadas. Incluye migrantes de los que "no se sabe nada", así como personas que salieron a trabajar y no regresaron a sus hogares, además de jóvenes que presuntamente huyeron de sus casas, aunque la mayoría tiene que ver con casos de levantones y secuestros.

Confidencialidad

Finalmente, en el estado de Nayarit, “las estadísticas sobre personas levantadas o desaparecidas son prácticamente inexistentes”, señaló la secretaria de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso local, Gloria Noemí Ramírez Bucio. La legisladora mencionó que a pesar de sus reiteradas solicitudes sobre este asunto, simple y sencillamente la respuesta de las autoridades es que son datos "confidenciales"
 
http://www.vanguardia.com.mx/reportanmasde18millevantadosencuatroanos-642519.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada