lunes, 22 de octubre de 2012

Violatorio, Instalación de Hidroeléctricas en Veracruz.


Xalapa Ver.-

Xalapa Ver.- La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LAVIDA) ha reunido hoy a la prensa estatal y nacional para informar a la población veracruzana y en general, de las violaciones a los derechos humanos y de los impactos sociales y ambientales que se están cometiendo en las zonas rurales e indígenas a causa de las puestas en marcha de los proyectos hidroeléctricos en Veracruz. Concretamente:

(1) Las amenazas que han recibo opositores a la Presa el Naranjal y miembros del colectivo Defensa Verde Naturaleza para Siempre, pertenecientes a los municipios de Amatlán de los Reyes, Cuichapa, Omealca entre otros.

(2) Las violaciones a los derechos humanos por las que están atravesando las poblaciones indígenas nahuas de la Sierra de Zongolica a causa del proyecto Mini-hidroeléctrico en Veracruz. Cuyos impactos se encuentran en comunidades de los municipios de Mixtla de Altamirano, Texhuacan y Zongolica.

(3) La situación por la cual atraviesa las poblaciones de Jalcomulco a causa del proyecto de hidroeléctrico en el río Pescados.

Opositores a la Presa el Naranjal

Aquí denunciamos la ola de violencia y de intimidaciones que han padecido los opositores a la Presa el Naranjal en las últimas semanas, a partir de acciones colectivas como fueron los impedimientos para que se lleven a cabo las obras de dicha presa a cargo de la empresa Agroetanol de Veracruz SA de CV. Dicha empresa ha incurrido en múltiples arbitrariedades, ha entrado a los territorios sin permiso de autoridades ni de ejidatarios. Ha empezado a meter maquinaria para hacer estudios de suelo, cuando no se ha consultado a la ciudadanía ni a las autoridades, etc.

El Proyecto Hidroeléctrico Naranjal implica hacer una desviación de 22 km al río Blanco, atravesando comunidades de los municipios de Fortín, Amatlán de los Reyes, Cuichapa, etc; así como grandes tanques en el cerro San Miguel el Grande (uno de 21.9 has y otro de 10 ha) y una casa de máquinas en Xúchilez. El embalse tendría entre 8 y 12 has. de extensión y bloquearía el 95% del agua del río. La cortina con la que contará tendrá una caída aproximada de 90 m, y el canal se calcula de 14 m de ancho por 21 km de longitud. El costo del proyecto: 1,250 millones de pesos. Sus impactos en la población de Amatlán: afectaciones al camposanto y al campo de futbol, además de la violación al derecho a la información.

Por lo todo lo anterior es un derecho de los pueblos defender su territorio, en este sentido no entendemos por qué el gobierno del Estado de Veracruz permite esta criminalizando e intimidando a la protesta socio-ambiental. Sin lugar a dudas la intimidación y la amenaza son prácticas que no contribuyen a la "prosperidad" del estado en materia de democracia social y ambiental.

Las violaciones a los derechos de los nahuas de la Sierra de Zongolica a causa del proyecto Electricidad del Golfo.

El proyecto Hidroeléctrico Veracruz a cargo de las empresas Electricidad del Golfo S. DE R.L DE C.V y COMEXHIDRO, S.A. de C.V. consiste en la captación de agua del río Apatlahuaya, para producir energía con fines de autoabastecimiento o sea para satisfacer las necesidades de sus socios en este la trasnacional Walmart. La empresa COMEXHIDRO cuenta con financiamiento de la empresa estadunidense Conduit Capital Partners, y de CONACyT, a través del fondo para pequeñas y medianas empresas (Fondo PYMES).

Varios habitantes de las comunidades indígenas nahuas de los municipios de Mixtla Texhuacan y Zongolica, donde se realizarán las obras, desconocen en que consiste dicho proyecto, previo a su realización no fueron consultados. En este sentido el Estado Mexicano incumplió con los compromisos que ha adquirido en materia de derechos de los pueblos indígenas, en especifico con los artículos 15 y 17 del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y con los artículos 19 y 32 de la declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Desde el año 2010, las obras están en proceso y habitantes de más de 20 comunidades de la región, ya enfrentan afectaciones al medio ambiente, abusos y engaños: así como incertidumbre por las posibles violaciones a sus derechos humanos y colectivos: culturales, a la información, a la consulta, al agua, a la vivienda, a la alimentación y al territorio entre otros.

Aquí vemos claramente que el estado Mexicano, esta incurriendo en violaciones graves a los derechos de los pueblos indígenas, teniendo como responsables el Gobierno del Estado de Veracruz, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la SEMARNAT y la Comisión Reguladora de Energía. En este caso vemos como la política del estado sigue excluyendo y marginando a los pueblos indígenas, privilegiando los intereses en pocas empresas.

La cuenca del río Pescados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada